6 tendencias de video online para 2015

Este 2014 fue un gran año para Pseudo – nos expandimos, trabajamos para clientes aún más copados, por fin tuvimos un sitio web como la gente y, encima, tenemos este precioso blog para mantener.

Cuando tenés un blog, pasa una cosa curiosa: de repente, tenés que escribir periódicamente en el mismo. Y cuando te expandís, pasa otra cosa: contratás a alguien como Tefa, a quien le encanta hablar de tendencias y predecirlas. Ergo, bienvenidos al post en que Tefa predice qué pasará en video en 2015. Porque si ella se anima, ¿quiénes somos nosotros para no publicarlo?

 

6 tendencias de video para 2015

1. En el 2015, las agencias por fin le darán bola a los videos en internet

¿Cuál es la forma más archi-mega-cara de publicidad? Televisión. ¿Y qué es mucho más barato? Videos en internet. Parece una ecuación un poco simplista, pero no tiene más ciencia que eso. Hasta ahora, las agencias se limitan a armar un aviso para televisión, montar una mega producción, cotizarla en base a lo que sale el segundo en televisión y luego subir el mismo aviso -sin cambiar un ápice del mismo- a YouTube. Capaz le ponen unos pesitos nomás para moverlo en Facebook y… bueno, listo. A otra cosa.

Ya este año tuvimos un glorioso ejemplo de una publicidad que fue concebida 100% para internet y terminó en televisión luego de hacerse viral. Hablamos por supuesto -y nos ponemos de pie y nos sacamos el sombrero- de la publicidad de Renner con el videoclip de Julio Ríos. Un pequeño milagro de Navidad que nos trajo amor, diversión y vergüenza ajena en estas dulces épocas familiares.

Las agencias van a buscar replicar este santo grial de promoción «gratis» en televisión y seguramente lo hagan en el 2015. Van a ver que los exitosos son quienes gastan más de lo que acostumbran en internet, ahorrando en lo que suelen gastar en televisión. Y al final, todos ganamos: los que hacemos videos, los que necesitan videos y los que terminan viendo un videoclip de Julio Ríos. Todos contentos.

 

2. Videos conceptualizados desde las redes sociales

Ya hablamos de quienes hacen videos para otras cosas y los encajan en las redes sociales esperando que suceda un milagro. Esto ya está – ya debería haber pasado hace siglos, pero la gente lo sigue haciendo. Lo que vamos a ver en 2015 son más clientes buscando videos que se puedan adecuar a distintos medios. ¿A qué nos referimos con esto?

– Videos más cortos y separados en partes autónomas en vez de un video eterno de 10 minutos.

– Videos que funcionan con y sin sonido – o juegan con esto para dar experiencias distintas a quienes están mirando en serio, y a quienes miran el video sin sonido desde sus cuentas de instagram o desde el news feed de Facebook.

– Videos con momentos y escenas «giffeables», donde se busca exprimir al máximo la inversión del video tomando distintos formatos para armar una campaña más integral.

– Videos que forman parte de una campaña integral y no son un mero elemento extra a la campaña. Esto va ligado con el punto anterior: se hace un video y del mismo se toman imágenes, GIFs, vines, etc. que puedan funcionar en distintas plataformas sin perder el mensaje.

 

3. Videos más interactivos

Vivimos, respiramos y comemos internet pero algunos videos online siguen pareciendo muy televisivos. Pensemos: si vas a pautar en el medio más interactivo del mundo y las estrellas, ¿por qué no aprovechar la corrida en vez de intentar meter un bloque circular en un agujero cuadrado? Los videos online van a tener call-to-actions implantados, van a promocionar hashtags además de productos y servicios y van a buscar que la persona haga una acción en seguida de terminar su visualización.

Sí, se supone que esto ya sucede, pero donde realmente agarró vuelo primero fue en la TV con todo el tema de las segundas pantallas. Es increíble pero internet se quedó atrás – y este año vamos a ver cómo llega esta movida con todo al ámbito local.

 

4. Se va a gastar más en video

Esto es inevitable. Se estima que ya un cuarto de los presupuestos de marketing de las empresas se utiliza para generar contenido. Este año más y más empresas se van a dar cuenta que los videos son oportunidades inigualables para hacerlo. Un video implica un guión, una preparación, un backstage, un lanzamiento, una propagación, recordatorios, nuevos usos en nuevas plataformas y re-utilizaciones de vez en cuando. Y cada una de estas instancias es una potencial oportunidad de contenido. La popularidad del video como contenido irá creciendo en popularidad a medida que la gente lo reconozca como instancia para generar muchas instancias más de contenido, a medida que la gente continúe optando por mirar más video online y a medida que las generaciones más jóvenes sigan eligiendo al video como el medio número uno online.

 

5. Las empresas por fin reconocerán los beneficios del video

Esto ya sucede hace tiempo, pero la realidad es que aún hoy hay muchas empresas que no entienden para qué les puede servir un video. Además de generar instancias de contenido (tal como explicamos en el punto anterior), el video aumenta las ventas. Así de simple. Este año ya salió Salesforce a contar cómo poner un video explicativo en la home aumentó sus conversiones en un 20%, mientras que varios estudios reconocen que un video de alta calidad puede incrementar el volumen de los carritos de e-commerce en alrededor de un 170%.

 

6. Las productoras de video online van a tener que cambiar el enfoque

Hasta ahora, quien producía para online solía hacerlo para offline sin problema alguno. Pero ya hace tiempo cambiaron las reglas del juego: para que un video funcione online hay que tener en cuenta un millón de cosas que hoy están siendo ignoradas. ¿Funciona para redes sociales? ¿Funciona para todas ellas o solo algunas? ¿Cumple con su objetivo? ¿Es demasiado largo? ¿A quién apuntamos? Hoy más que nunca quien guiona y hace un video para promocionar un servicio o producto online debe partir desde el marketing y asegurar que todos los elementos del mismo refuercen las metas y los objetivos de la campaña. De hecho, ya no se trata de hacer un video: en 2015 vamos a ver a muchas empresas entrar a nuestras oficinas buscando un video de 3 minutos y llevándose dos, tres o cuatro de corta duración. El video ya no es EL video. Optar por incluir un video en el marketing mix es optar por lanzar una campaña audiovisual en distintos medios, con adaptaciones para cada uno de ellos – y sin necesariamente aumentar el presupuesto.

 

El 2015 que viene va a ser un gran año para video – no lo decimos nosotros, es un hecho. Va a ser lindo poder participar del proceso en Uruguay y ser de las productoras que marcan la cancha en este rubro fascinante. Allá vamos!

Comments are closed.