Ya constatamos que el video es un gran formato de contenido online, que obtiene mayor participación por parte de usuarios y genera mayor retención entre quienes lo ven. Sin embargo, una de las mayores preocupaciones de nuestros clientes es que sienten que invertir en video es desembolsar en una única instancia de contenido que no siempre rinde lo mismo que una imagen.

El problema aquí es que no hay que tratar el video de la misma forma en que se trata a una imagen online. Una de nuestras mayores frustraciones es ver como muchos videos son solo compartidos en Facebook, esperando que haga magia por sí solo. Y obviamente, esto no sucede: a los dos días ya a nadie le importa, por más amor y ganas que se le haya puesto a su confección.

Por eso, les dejamos una pequeña guía sobre cómo reutilizar los videos que tienen desperdigados en su canal de YouTube, utilizando este video nuestro como ejemplo:

La previa

Antes de comenzar, siempre es importante planificar cómo se va a compartir el video que se está realizando, siempre y cuando esto sea posible. Nos referimos a:

– Imagen del backstage de la confección del guión, set o similar.

– Imágenes propias del backstage del rodaje.

– Agradecimientos vía Twitter a las personas que participaron del rodaje o a los protagonistas del video, mencionándolos y prometiendo tenerlo pronto.

– Citas o “sneak peaks” del video que vayan dando un tono y una idea de qué se trata. Aquí es válido usar GIFs, imágenes y Vines.

Por ejemplo, tomando en cuenta nuestro video podríamos postear la siguiente imagen con un texto alusivo a qué estamos haciendo:

Ale armando GIFs

 

El estreno

Una vez que el video está pronto, evidentemente hay varios lugares donde tiene que estar:

1. YouTube

2. Facebook

3. Twitter (utilizando el link de YouTube, o un Vine)

4. Otros

 

YouTube

Aquí tenemos una buena guía básica de qué tener en cuenta cuando se sube un video a YouTube. La idea es que el link resultante de YouTube tambiéns sea utilizado en Twitter.

Facebook

En Facebook, lo mejor es subirlo directamente, al menos en su estreno. Uno de los obstáculos mayores que existen en Facebook es que la misma plataforma NO le muestra los videos a todos quienes hayan hecho “Me gusta” en tu página – según cálculos, solamente se lo muestra al 1%-3%. Por ende, si tenés millones de fans vas a llegar a mucho más gente que si tenés, como suele suceder, entre 500 y 30.000 fans.

Por eso, siempre recomendamos promocionar publicaciones de video en Facebook. Promocionar publicaciones en Facebook no es caro y, dependiendo de tu segmentación, podés llegar a muchísima gente por muy poco. Como regla general, en Pseudo no gastamos más de US$5 por publicación, aunque se puede gastar incluso menos. Cuánto gastar depende del presupuesto de cada uno ;-) ¿Lo mejor? La vida útil del video pasa de tres horas a un mínimo de tres días, o más si el video es LO MÁS.

 

La educación del país es un gran tema en el tapete y a nosotros también nos preocupa. Decidimos ir directo a la fuente y…

Posted by Pseudo Producciones on Lunes, 4 de agosto de 2014

 

 

Twitter

Ya desde el estreno hay que empezar a reciclar en Twitter. La vida útil de un tweet es de más o menos media hora – tenés media hora para que todo el mundo ame tu video o adiós para siempre. Si tenés una estrategia de redes ya estipulada, sabés que lo más fácil es ir compartiendo el mismo video, con distinto texto, en distintos horarios de distintos días con distintos enganches. Mucho distinto, ¿no? Mirá cómo lo hicimos nosotros, más o menos:

Día 1 – 13:00 horas: Tweet sobre el video con link a YouTube
Día 2 – 10:30 horas: Tweet sobre el video (distinto texto) con link a YouTube
Día 2 – 19:00 horas: Tweet con cita del video, mención a usuario que lo dijo y link a YouTube
Día 3 – 14:30 horas: Tweet con otra cita del video, mención a usuario que lo dijo y link a YouTube
Día 4 – 11:15 horas: Tweet con otra cita del video, mención a usuario que lo dijo y link a YouTube
Día 4 – 17:00 horas: Tweet con imagen o GIF interesante del video, mención a usuario y link a YouTube
Día 5 – 15:00 horas: Tweet con otra cita del video, mención a usuario que lo dijo y link a YouTube
Día 6 – 9:10 horas: Tweet con imagen o GIF interesante del video, mención a usuario y link a YouTube
Día 6 – 18:30 horas: Tweet con otra cita del video, mención a usuario que lo dijo y link a YouTube
Día 7 – 12:10 horas: Tweet con imagen o GIF interesante del video y link a YouTube
Día 7 – 20:00 horas: Tweet con otra imagen o GIF interesante del video y link a YouTube
Día 8 – 16:30 horas: Tweet sobre el video con link a YouTube

De este modo, compartís distintos aspectos del video en cada tweet, en todos los horarios posible, sin caer como spam, y durante 8 días consecutivos. Si el video corre su vida normal, al octavo día cambiás de temática (o empezás a compartir otra cosa como central) y guardás el video en un cajón hasta nuevo aviso. Si el video sigue rindiendo, se puede ir compartiendo una vez cada dos-tres días, en distintos horarios, para seguir aprovechando la volada. Acá tenés que hacerle caso a tu instinto – no hay otra.

Acá dos ejemplos de tweets distintos:

Tweet #LaEducaciónDelFuturo Tweet #LaEducaciónDelFuturo

Otros

También podés compartirlo por otras vías:

  • LinkedIn (seguir parámetros más o menos similares a Facebook, tanto para grupos como páginas como perfiles personales, aunque aquí hay que compartir el link a YouTube).
  • Newsletter (sugerimos armar una imagen con el simbolo de play y que, al hacer click, se vaya a donde quieras que el usuario mire el video – puede ser en tu sitio web).
  • Blog (hay gente que prefiere armar un post sobre el video en esta instancia – nosotros preferimos que quede para más adelante).

 

El reciclaje

Bueno, ya compartiste tu video en Facebook, Twitter, YouTube, capaz incluso en Vine y en LinkedIn. ¿Cuándo lo volvemos a reutilizar?

Oportunidades contenido

Cuándo reutilizar videos exactamente depende de lo que contenga el video, pero como regla básica recomendamos esperar al menos seis meses antes de empezar a compartir el video nuevamente, al menos que surja una oportunidad de contenido.

¿Qué es una oportunidad de contenido? Es cuando la temática de tu video se está comentando en redes sociales o dentro de la agenda noticiosa de la localidad donde se encuentre tu público. Ahí, es solamente cuestión de detectar la oportunidad, sumar uno más uno y volver a compartirlo.

Siguiendo con nuestro ejemplo, el tema educación es uno que aparece bastante en la agenda de medios de Uruguay. De hecho, aparece tanto que muchas veces tenemos que dejar que pase la oportunidad y compartirlo la próxima, para no atomizar ;-)

Oportunidad de contenido

Reutilización

Las redes sociales han hecho que el contenido cada vez tenga menos vida útil. Esto puede ser malo, pero nosotros tenemos un enfoque más positivo: creemos que es bueno, porque quiere decir que, de vez en cuando, siempre podemos re-compartir el mismo video sin que quedemos como pesados, incluso de la misma forma que ya compartimos el original.

¿Cada cuánto volver a compartirlo? Eso depende mucho del video pero, como regla general, recomendamos esperar por lo menos unos tres meses antes de volver a compartir algo en Facebook o LinkedIn. Twitter es más efímero, y siempre intentamos ir mechando algún tweet aquí y allá cada dos-tres semanas.

Un buen tip es el siguiente: reutilizar el contenido apoyándose en imágenes o GIFs que reflejen solamente partes del video. Por ejemplo, para nuestro caso podríamos twittear (o incluso subir a Facebook un pequeño video) pequeñas partes del video con un link al video entero:

Santiago Lassus

 

Gonzalo Frasca

Repimpeo

Ahora bien, si no hay oportunidades de contenido clara, ¿qué hacemos? En estos casos tenemos que generarlas nosotros, una práctica que en la interna de Pseudo llamamos “repimpear”. Repimpear consta en tomar un contenido existente, generar una excusa para utilizarlo y reformular el uso del mismo para que esta excusa sea útil.

¿Complicado? Estás leyendo un típico caso de repimpeo: tomamos el video de educación del año pasado, armamos varios GIFs e imágenes para compartirlo nuevamente y escribimos un blog post sobre cómo reutilizar contenido ;-)

Más o menos, se puede repimpear el contenido de la siguiente manera:

– Si tu video trata sobre alguna fecha festiva, compartirlo al año siguiente para la misma fecha (ej: día del padre).

– Explorar una técnica utilizada en el video y cómo puede ser emulada por quienes lo miran. Por ejemplo, si tenés un video sobre cómo hacer cupcakes, contarle a tus lectores cómo pueden hacer sus propios videos, utilizando el tuyo como ejemplo.

– Generar comparaciones. Por ejemplo, si hiciste una infografía sobre tendencias de diseño, armar un post que coteje el video del año pasado con las tendencias que se dieron, o incluso con las nuevas tendencias que suceden.

– Seguir la historia. Por ejemplo, si publicaste un testimonial de clientes o estudiantes, realizar un blog post comentando en qué anda cada persona que participó del mismo.

– Compartir resultados y experiencias. Por ejemplo, si la campaña de mini-videos que hiciste en julio consiguió un 50% más de ventas o leads, armar un reporte sobre el mismo para ayudar a colegas de otros rubros o posicionarse como experto en innovar dentro del tuyo.

Estas son solamente algunas ideas. Sin embargo, hay que seguir dos reglas de oro:

  1. Generar nuevo material sobre el anterior (no vale compartir lo mismo y listo) 
  2. Que el material resultante sea ÚTIL para quien lo consume.

Luego, al tener un contenido completamente nuevo derivado de uno existente, podemos empezar TODO el proceso de nuevo – y al ser realmente útil nuestro nuevo post, por ejemplo, podemos incluso reutilizarlo como material distinto en el futuro!

Evidentemente, cuántas veces se repimpea un contenido depende muchísimo del video original – pero por eso, es importante ya pensar en las formas de repimpeo y reutilización desde el arranque, antes de siquiera crearlo.

Y si necesitás una mano con eso, para algo estamos nosotros ;-)

Comments are closed.